lunes, 1 de octubre de 2007

ceci/ viajando por sus pecebres







él había celebrado contra mí
la quema de mi cráneo amarillo.

él había apagado el fuego de sus brazos dentro de mi boca
durante las plegarias desesperadas por nuestro viejo amor
que se guardaba en mi piel,
negro como una costra que corona la fiebre y la pus,
después de la hoguera durante la que
escuchó con paciencia mis chillidos por el fuego.

su mujer muerta era yo:
una ruma de salvaje ceniza.


Cecilia Podestá | Perú, 1981 | Poeta y dramaturga. Ha publicado Fotografías Escritas, (Premio Dedo Crítico de Poesía 2002), la pieza teatral Las Mujeres de la Caja y la plaquette Tranvías. Antologada en Los Nuevos y Antología de la Nueva Poesía Hispanoamericana. Estrenó las obras teatrales Las Mujeres de la Caja y Placebo. Es directora de la serie de libros Intramuros, y Tránsito, y del sello editorial Tranvías Editores. publicó el libro La primera anunciación.

2 comentarios:

Vanessa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge Ampuero dijo...

Buen poema de Cecilia, como casi siempre nos tiene acostumbrados.

Saludos...